Una de las particularidades que debe de tener la atención a los mayores es la personalización y especialización de los cuidados. Aunque existen unas patologías comunes en los ancianos, cada persona de la tercera edad requiere un trato especial y adaptado a sus necesidades cognitivas o físicas.

Los cuidados personalizados en la edad adulta de la Residencia Reifs Maracena son realizados por un grupo de profesionales altamente cualificados. Se trata de un equipo humano formado por auxiliares de enfermería, enfermeros y médicos. Asimismo, para atender la demanda de tratamientos específicos, la Residencia de mayores Maracena también cuenta con expertos en fisioterapia, psicología, trabajo social y terapia ocupacional.

Entre los servicios básicos que ofrece la Residencia Reifs Maracena se encuentran la realización de la higiene y aseos diarios, verificar la práctica de los movimientos postulares en los ancianos, hacer un seguimiento de las constantes vitales y la medicación de los usuarios del centro, así como asistir el traslado de las personas que estén enfermas. Estas labores o servicios ayudan a mejorar la calidad de vida de los mayores que necesitan por ejemplo una medicación diaria. Ya que las dosis deben ser exactas, al igual que el número de tomas.

La Residencia de mayores Maracena dispone de cuidados para ancianos dependientes y de una unidad especializada en patologías como el Alzheimer, la demencia y los trastornos de la conducta. Además cuenta con servicio de atención sanitaria durante las 24 horas del día y los trabajadores del centro realizan un proceso de formación constante a través de diferentes cursos que les permiten ampliar sus conocimientos médicos y estar al día sobre las novedades en el trato con personas mayores.

Residencia Reifs Maracena, centro especializado en calidad de vida durante la tercera edad

A veces los familiares no pueden ocuparse del cuidado de las persona mayores. Por ello, en la Residencia de mayores Maracena, los usuarios disfrutan de una atención especifica y personalizada. Ya que cada persona es única y los ancianos con movilidad reducida o con alguna patología propia de la edad adulta deben sentirse bien atendidos en función de sus necesidades y demandas.

La Residencia Reifs Maracena ofrece una amplia gama de servicios destinados a mejorar la calidad de vida y el bienestar de los ancianos. Asimismo, el centro se encuentra adaptado y dispone de todas las comodidades para que las personas con movilidad reducida, enfermos y mayores puedan desenvolverse en un espacio agradable, sin impedimentos, y en el que según sus posibilidades, realicen sus tareas cotidianas con facilidad.

Un equipo profesional y multidisciplinar en Residencia Reifs Maracena

El equipo multidisciplinar de profesionales de la residencia tiene una gran vocación para atender a los mayores de forma personalizada y a través de un cuidado entrañable, que les permite sentirse como en su propia casa. Además del compromiso y colaboración que los trabajadores  muestran  hacia todos los familiares de los ancianos que se encuentran en el centro. Este trato cariñoso y familiar que reciben los residentes del centro ha convertido a la Residencia de mayores Maracena en un referente del sector. Ya que, los cuidados personalizados y adaptados a las circunstancias de cada usuarios son detalles que mejoran la salud y el bienestar de los ancianos.

La Residencia Reifs Maracena también cuenta con distintos tipos de modalidades de estancia, como son la indefinida o la temporal. Esta última opción se corresponde con la función de la residencia como centro de día, que ayuda a solucionar situaciones complejas para los familiares en relación con el cuidado de sus mayores, pero durante un periodo de tiempo concreto como las vacaciones, convalecencia del cuidador o de la persona mayor, y por último, la necesidad de un respiro familiar.

Los tratamientos especializados y exclusivos que se administran en la Residencia Reifs Maracena también incluyen los cuidados paliativos. Y en casos en los que sea necesario por enfermedad de la persona mayor o tras una intervención quirúrgica, igualmente, dispone de Programas de rehabilitación y recuperación.

Rehabilitación geriátrica en Residencia Reifs Maracena

La rehabilitación geriátrica de la Residencia de mayores Maracena interviene en el proceso de discapacidad de los ancianos, para que tras un proceso de convalecencia por enfermedad o lesión, sea posible que retomen la actividad física. Este tipo de tratamiento ayuda a prevenir que el deterioro físico pueda tener como resultado una discapacidad o la invalidez.

Los especialistas de la Residencia Reifs Maracena conocen que la rehabilitación durante la tercera edad es un gran aliado contra el envejecimiento y el deterioro físico y cognitivo. Y así lo indica la OMS, que considera que la rehabilitación geriátrica es un proceso activo por el que aquellas personas discapacitadas como consecuencia de una enfermedad o una lesión alcanzan una recuperación total o desarrollan su máximo potencial físico, psíquico y social, y son integradas en el entorno más apropiado.

Programas de rehabilitación en la Residencia Reifs

El incremento de la longevidad en la población ha hecho crecer el número de programas de rehabilitación y recuperación física destinados a las personas mayores de 60 años, aunque no hay que olvidar que los ejercicios cognitivos también son otro pilar fundamental en la tercera edad.

Con el paso de los años, el cerebro experimenta cambios que pueden afectar a la memoria y la atención. Es habitual que los mayores no recuerden algunas cosas, pero en estos casos hay que diferenciar si se debe al proceso de envejecimiento normal o si es consecuencia de un desgaste cognitivo asociado a la demencia. Por estos motivos, la Residencia de mayores Maracena cuenta con un programa de actividades destinado a ejercitar la memoria de los ancianos y otras funciones cognitivas como la atención, la concentración y la percepción.

La práctica de ejercicio o deporte es clave para fomentar la autonomía e independencia de los mayores de la Residencia Reifs Maracena. Por ello, las sesiones están adaptadas a las posibilidades y capacidades físicas de cada usuario del centro. De esta forma, se opta por impartir entrenamientos que mejoran la movilidad en la tercera edad y que se pueden realizar de forma habitual como caminar, bailar o ejercicios básicos de coordinación y musculación.