El término “domainers” es utilizado en jerga de marketing y lenguaje comercial tecnológico para designar a aquellos inversores que buscan y compran dominios en Internet con el fin de obtener un beneficio posterior con ellos.

Este beneficio en la mayoría de ocasiones se presenta en reventa de dichos dominios a usuarios muy interesados comercialmente en ellos. Pero también hay domainers que aprovechan estos dominios por su potencial promocional.

El mercado de dominios es desde el primer momento muy rentable, ha movido millones de dólares en todo el mundo y algunas acciones comerciales han sido absolutamente sorprendentes.

X.com cuesta 5 millones de dólares

Una de las últimas adquisiciones millonarias ha sido la relativa a X.com, dominio perteneciente hasta el momento a Paypal, que ha vendido a Elon Musk por 5 millones de dólares. Detrás de esta operación se argumenta “motivos sentimentales”, pero en realidad tiene un alto potencial promocional.

La historia es la siguiente. El dominio X.com era propiedad de Elon Musk a finales de los 90 y comercializaba servicios financieros digitales. En la nueva década se fusionó con Confinity y creó una nueva plataforma llamada Paypal. Musk vendió sus acciones al poco tiempo y siguió con sus inversiones en otros ámbitos.

Por tanto, originalmente el dominio X.com fue propiedad de Elon Musk, pero pasó a ser propiedad de Paypal en las sucesivas operaciones empresariales. Ahora Musk lo ha recuperado pagando un alto precio, pero con el permiso de Paypal.

Aunque nadie duda del valor sentimental que vincula uno de los primeros dominios que un domainer compra, el valor comercial y el valor promocional priman sobre él. Musk en la actualidad está en dos proyectos que podrían aprovechar todo el potencial de este dominio.

Uno es en la empresa Tesla, en la que participa como fundador de la misma. Uno de los modelos Tesla se denomina X y este dominio podría ser un trampolín promocional muy importante.

Sin embargo, el argumento más ambicioso sitúa sus efectos más allá del planeta Tierra. Musk es también fundador de SpaceX, la empresa que está haciendo todos los preparativos para un viaje a Marte, supuestamente solo de ida. ¿Qué mejor dominio que X.com para promocionar SpaceX, la aventura más grande en la que el ser humano jamás se ha embarcado?

De momento no se ha confirmado nada, pero sí se confirma que el mercado de dominios sigue en pleno auge y que la potencia de una marca en una url sigue teniendo máximo valor.