En la actualidad, las acciones promocionales se ven limitadas porque muchas empresas no pueden alcanzar ROIs de forma efectiva.

Sin embargo, esto no impide reforzar ciertas características de la promoción de tu empresa. De hecho, este podría ser el mejor momento para invertir tiempo y recursos a estas acciones, con el fin de que en el futuro partas de una base mejor trabajada.

Mejora la calidad del hosting

Muchas empresas argumentan que su website va lento, que la carga de elementos es excesiva o que incluso se producen a menudo caídas del servidor.

Esto se debe a un problema con el hosting y, aunque no lo percibas, está afectando a la imagen de tu empresa.

Descenderán progresivamente tus visitas, las solicitudes de atención al cliente por teléfono se incrementarán y tus ventas también van a verse afectadas.

En estos casos solo hay que mejorar la capacidad del hosting, para poder asumir de una manera más rápida y efectiva todos estos objetivos.

Por descontado, tampoco estaría de más que un equipo de administradores de sistemas pudieran optimizar todo ello, para que incluso con más capacidad de hosting, la experiencia de usuario sea mejor.

Aumenta la seguridad en tus comunicaciones

En estos días es probable que hayas enviado más correos electrónicos o newsletters de tipo informativo, incluso no comercial.

También es posible que identifiques que muchos de estos correos entran en SPAM, correo no deseado o incluso sean identificados como peligrosos.

Es una excelente oportunidad para confirmar que tus comunicaciones siguen los protocolos de seguridad apropiados. De no ser así, debes invertir junto con informáticos y programadores, en aumentar la seguridad de tus comunicaciones, porque son fiel reflejo de la imagen que estás dando a tus clientes.

Elimina “residuos” digitales

Si tu empresa lleva en Internet unos años, habrás notado que la información digital existente es considerable y, en muchos casos, está desfasada.

Esto provoca varios problemas, tales como lentitud en la velocidad de carga, rebotes por contenido no actualizado, confusión entre los usuarios que lo visitan y, en definitiva, pérdida potencial de oportunidades de ventas.

Es importante que responsables de marketing y negocio revisen todos estos “residuos” digitales y que organicen una estrategia de reestructuración. La eliminación de contenido no es recomendable. Es necesario optar por alternativas como la actualización de la información o el redireccionamiento.

Además, también es posible que se deba replantear la navegación web y reforzar aquellos elementos más actualizados y rentables para el negocio de la empresa.

Compartir
Artículo anteriorQué hacer si tus visitas desde móviles son las únicas que suben
Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit ornare potenti diam venenatis, porttitor vulputate duis lectus ac vitae erat velit massa. Lectus tempor molestie parturient consequat duis vitae interdum ultricies rutrum etiam, cum per suscipit sem tincidunt faucibus arcu feugiat aptent, purus porta fusce volutpat litora pellentesque cursus curabitur porttitor. Posuere etiam mollis interdum pharetra scelerisque placerat curae cursus auctor sapien, odio iaculis feugiat nibh mus at tortor rutrum lobortis, in dignissim aliquet montes lacinia est commodo semper curabitur.