En marketing todos somos conscientes de la importancia que tienen los seguidores en una página o perfil corporativos. La calidad de estos usuarios se mide en número de interacciones y de difusión que ofrecen a nuestras publicaciones.

No obstante, la cantidad es probablemente el valor simbólico más importante de todos para cualquier empresa. Pero si hay alguna que depende literalmente de ello para subsistir es la propia red social.

Twitter pierde usuarios voluntariamente

La reflexión en este sentido viene a colación del anuncio del descenso de número de usuarios que tiene Twitter, la conocida red social de microblogging.

Pese a que durante los últimos meses ha conseguido recuperar un buen ritmo de nuevos usuarios y que está acometiendo medidas que mejoran la funcionalidad de la red social, lo cierto es que en estos días anteriores ha tenido que tomar decisiones muy duras.

La más importante ha sido la de voluntariamente eliminar a todas las cuentas falsas que haya identificado, lo que eleva el total a millones de perfiles. La eliminación de estas cuentas ya ha comenzado, aunque por cuestiones logísticas va a realizarse de forma progresiva durante las próximas semanas.

¿Qué supone para una red social perder usuarios?

La pérdida de usuarios implica para una red social una creciente debilidad en el sector tecnológico. Esto conlleva siempre una desconfianza de los inversores, que en el caso de Twitter no ha sido ninguna excepción. En poco tiempo su inevitable caída en Bolsa ha sido llamativa y no parece que se espere una pronta recuperación del valor de sus acciones.

Por otra parte, no todo es negativo. Twitter está realizando una estrategia de “saneamiento” de la red social, con el fin de combatir noticias falsas, SPAM y bots. El objetivo debe ser obtener una red social de calidad, que ofrezca un mayor atractivo a las empresas por gestionar una campaña de publicidad en ella, con un gran potencial de efectividad.

Marketing en Twitter

Twitter está en pleno proceso de depuración. La huida de los inversores es lógica, pero no se debe dar la espalda a la red social. Si contamos con un presupuesto de inversión en marketing patrocinado, una buena estrategia puede ser esperar a que la red social termine el proceso de eliminación de cuentas.

Con el anuncio de una estabilidad, deberíamos volver a invertir. Probablemente el coste de las campañas sea mucho menor mientras que la efectividad no solo se mantendrá, sino que además con cientos de millones de usuarios confirmados reales, debería ser superior a nuestras anteriores inversiones.