El marketing de usuarios plantea la relación de una plataforma, web, red social, entorno digital o empresa en general, con sus usuarios y, por conclusión, clientes o clientes potenciales. Esa relación debe promocionar las ventas o suscripciones según cada caso, pero también debe tener en cuenta la relación que construye con esos usuarios.

Tras todos los acontecimientos de 2018 y la evolución del sector tecnológico hasta la actualidad, podemos plantear las tendencias que el marketing de usuarios va a asentar durante todo el año de 2019.

La importancia de la privacidad en cualquier entorno digital

Tras el endurecimiento de la ley de privacidad, los datos personales de los usuarios han cobrado el reconocimiento que se merecen, convirtiéndose en un bien tan importante que su protección debe ser una de las prioridades.

De esta forma, tanto si tenemos un entorno digital como si nos planteamos su futura construcción este año, debemos tener la privacidad de los usuarios como parte de nuestra estrategia, si no queremos tener problemas tanto legales como de rentabilidad de negocio.

Inmediatez en la atención al usuario

Los usuarios cobran cada vez más urgencia a la hora de acceder a información y recursos. Esto se traslada también a la atención al usuario/cliente.

El envío de un correo electrónico para realizar una consulta, que será resuelta en un par de días, es casi anacrónico respecto a las necesidades actuales. Se hace imprescindible crear chatbots y vincular cualquier consulta a perfiles profesionales que pueda ofrecer una respuesta inmediata.

Como mínimo, la creación de respuestas automáticas, páginas de preguntas frecuentes y el uso de dispositivos con sistemas de mensajería inmediata como WhatsApp, deben entrar en nuestra estrategia con respecto a los usuarios.

Proteger a los usuarios

Internet ha aumentado el riesgo que representa para los usuarios en muchos sentidos. No solo peligra ahora cualquier dispositivo conectado, sino también los datos personales, recursos económicos y hasta el honor o la intimidad.

Ataques maliciosos, noticias falsas y viralización de datos personales son temas que están a la orden del día. Esto implica que como responsables de un entorno digital, debemos garantizar en la medida de lo posible la seguridad de nuestros usuarios.

Por tanto, la seguridad se convierte en un bien promocional. Garantizando dicha seguridad, la empresa o servicio se presenta con mayor atractivo, que desarrollos web que no hayan contemplado de la misma forma la protección de nuestros usuarios.