El 1 de julio llegan las rebajas de verano. O deberían llegar si se cumpliesen las fechas, pero previsiblemente esto no va a suceder así, porque muchas marcas han optado por adelantar al menos un día este evento comercial, con el fin de aprovechar que el 30 de junio es viernes y se considera que las ventas serán inexistentes si el sábado son rebajas.

Independientemente de lo que supongan las estrategias de rebajas en los establecimientos físicos de Espala, en este artículo lo que nos interesa es el ámbito de los e-commerce.

El reclamo de las 00:00 horas

Uno de los recursos más común entre los comercios electrónicos cuando se acerca una fecha de promociones o descuentos es el fenómeno conocido como las 00:00 horas. A diferencia de un establecimiento físico, una tienda online no necesita esperar a abrir al día siguiente, porque las 24 horas está disponible para todos los usuarios.

Por esa razón, las 00:00 horas, que en ningún momento supone un horario comercial atractivo ni siquiera online, se motiva el inicio oficial de las rebajas de verano, de manera que los usuarios que quieran disfrutar de los descuentos en sus productos, sí aprovecharán el entorno online para, desde la comodidad de su hogar, comprar aquello que buscan por un menor precio.

Adelantos previos

Sin llegar a considerarse rebajas generalizadas, las tiendas online están consiguiendo importantes resultados aprovechando los días previos. Para ello realizan descuentos en tandas temporales de apenas 24 horas sobre categorías y, dentro de ellas, productos específicos.

Con esta estrategia no solo se mejoran las ventas, sino que además se motiva el consumo en una época de rebajas, que se inaugurará de forma global a los pocos días.

Regalos acumulativos

En las tiendas online se produce un efecto contrario al de los locales físicos. Mientras que el aprovechamiento de un descuento motiva el regreso del usuario, en las tiendas online los gastos de envío desmotivan ese regreso.

Por esa razón, los comercios electrónicos en épocas de rebajas que duran varias semanas, optan por la estrategia de regalos acumulativos.

Esta estrategia consiste en ofrecer regalos por volumen de ventas, siendo creciente conforme más productos se compran. Esto se vincula además con una presentación evolutiva de los descuentos, de forma que no están disponibles el primer día, sino que van apareciendo poco a poco, incentivando así la compra continuada por parte del usuario, ya motivado con la acumulación de nuevos regalos, cada vez más atractivos.