Los propósitos de Año Nuevo son una tradición en muchas culturas, con el fin de afrontar los siguientes 12 meses con expectativas de mejorar el presente.

En marketing, al contrario de lo que sucede a veces de forma personal, estos propósitos deben intentar cumplirse, porque de ellos puede depender el futuro de la empresa.

Si tenemos algún cliente que desee saber qué propósitos de marketing debería afrontar durante el próximo año, estos son algunos que nunca deben fallar:

Aumentar el ROI de las campañas

Lo ideal sería aumentar el presupuesto publicitario, ya que sería una buena señal de cómo va la empresa. Sin embargo, el ROI (Retorno de la Inversión) siempre debe intentarse que crezca, incluso si no lo hace el presupuesto.

Por tanto, debemos revisar y mejorar las estrategias publicitarias, con el fin de que los objetivos que obtengamos pasen por mejorar todo lo posible las conversiones y, si se pudiera, reducir al máximo el presupuesto necesario para cada acción.

Incrementar el número de seguidores

Un propósito de Año Nuevo en marketing fácil de plantear es el de incrementar el número de seguidores. Es recomendable un análisis de todo el año para ver la evolución que hemos logrado y cómo podemos mejorarla en los próximos meses.

Obviamente el objetivo no es solo incrementar los seguidores, sino el ritmo de crecimiento de obtención de los mismos.

Mejorar la accesibilidad

Este propósito debe estar cada vez más presente. La accesibilidad en nuestra estrategia promocional online es imprescindible.

En el website está claro que debemos adaptar el diseño y navegación a todos los entornos posibles. Pero también debemos aplicar esta adaptación a cualquier recurso online que aprovechemos en nuestra estrategia publicitaria.

Probar algo nuevo en publicidad

Probablemente este sea el propósito más importante de todos. En nuestra estrategia global de marketing online tendremos muchas acciones programadas. Algunas se habrán desarrollado con éxito, mientras que otra no habrán conseguido los objetivos.

El año que viene debemos enfatizar aquellas estrategias óptimas para mejorar aún más los resultados, reforzar o perfeccionar las que han resultado fallidos o, si es imprescindible, descartarlas.

Pero sobre todo, lo más importante, es identificar aquellos entornos donde podemos invertir en nuevas acciones promocionales, donde puede que encontremos clientes potenciales a los que no llegábamos hasta el momento.

Esto, por descontado, no es exclusivo del marketing. El lanzamiento de nuevos productos, la apertura a nuevas líneas de negocio, la inauguración de unas nuevas oficinas y acciones comerciales y corporativas similares, son las que nos pueden permitir encontrar nuevas estrategias de marketing, que intentaremos que el año que viene sean todo un éxito.