Invertir en Google Ads (antes Google Adwords) es una de las estrategias publicitarias más recomendables para cualquier empresa.

Sin embargo, a veces se desconoce qué beneficios puede aportar, más allá de ser una acción promocional online más.

En realidad, es todo lo contrario. Google Ads puede ser una de las estrategias más interesantes de todas las posibles. Te contamos a continuación porqué.

Google Ads como alternativa a un SEO imposible

La mayor ventaja de Google Ads es que permite obtener una de las primeras posiciones en los resultados de búsqueda, destinados a los anuncios patrocinados, con relativa facilidad y de forma inmediata.

Al contrario que el posicionamiento SEO, Google Ads con bastante presupuesto y una óptima estrategia de anuncios, permite conseguir la primera posición en apenas unos minutos. Eso sí, solo se mantiene si se sigue invirtiendo.

Si un posicionamiento SEO se antoja absolutamente imposible, es mejor invertir hacia keywords secundarias más asequibles y lugar por la keyword principal en un terreno con posibilidades.

La segmentación de Google sigue siendo inmejorable

La segmentación es el alma de la publicidad patrocinada. La vertiente social está dominada por Facebook, pero Google consigue ser el mejor desde que inició Google Adwords en lo relativo a búsquedas de palabras clave y geolocalización.

Una campaña localizada en una provincia concreta, sobre un servicio profesional específico, ofrece resultados que no se pueden obtener en ningún otro entorno digital del mundo actual.

Por ese motivo, las campañas segmentadas constituyen la mejor estrategia de Google Ads, mucho más que una campaña nacional, en la que tengamos que rivalizar con empresas de todo el mundo, que estén compitiendo en un mercado español.

Una estrategia de landing pages a tu antojo

Las landing pages son “páginas de aterrizaje”, optimizadas para que los usuarios puedan llegar a un destino digital en el que se ofrece la información específica que se está buscando.

Una estrategia de landing pages en posicionamiento SEO es compleja, requiere diseño, optimización de urls y una actualización constante. Sin garantizar resultados.

Google Ads, en cambio, ofrece el objetivo de cualquier estrategia de landing pages de forma automática. El usuario realiza una búsqueda concreta y, si la estrategia está bien definida, el anuncio expone una url específica, a la que se llega directamente.

En una tienda online, por ejemplo, implica convertir cada ficha de producto en una landing page. Una estrategia inmejorable que, con mínima inversión, nos permite dirigir cada búsqueda al producto concreto que queremos vender online.