¿Para qué sirve el marketing online? Como es lógico para cualquier empresa el objetivo final de su aprovechamiento es incrementar las ventas.

Sin embargo, Internet no es un mero expositor de servicios y productos al que los usuarios llegan porque «pasan por allí», sino que requiere de estrategias de promoción, con la que atraerlos específicamente a nuestro site, tienda online, blog o plataforma.

Además, el marketing online no tiene en realidad un único fin, sino que en relación a nuestros usuarios las opciones que tenemos son varias. Te identificamos a continuación las más habituales y también rentables de cualquier campaña en Internet:

Marketing online para conseguir clientes

El objetivo básico de una campaña de marketing online es conseguir clientes. Se puede conseguir en base a muchas estrategias, pero al final lo importante es conseguir que los usuarios adquieran nuestros productos o se suscriban a nuestros servicios.

Es la estrategia más básica, pero también la más compleja. Obtener de esa acción digital que realizamos una conversión, que en términos económicos se identifica como «venta».

Marketing online para consolidar la afinidad

Una vez consigamos un cliente, debemos mantenerlo. Todas las estrategias que están enfocadas a ello, a incentivar su regreso, así como a conseguir que el usuario/cliente tenga una buena imagen de nuestra empresa, son llamadas «de afinidad».

El marketing online de afinidad es hoy más sencillo de conseguir, pero complejo de realizar, dado que hay muchos más canales que deben aprovecharse para ellos. Las redes sociales, los newsletters y la propia web oficial de la compañía son algunos de los entornos digitales desde donde podemos encauzar una campaña de afinidad hacia nuestros clientes.

Marketing online para crear comunidad

La comunidad de usuarios en Internet es hoy en día uno de los elementos básicos de una estrategia de marketing online. Sobre todo en relación a lo que supone la reputación online, una comunidad digital es imprescindible para protegernos frente a críticas, comentarios negativos y ataques de usuarios que pudieran dañar la imagen de la empresa.

La comunidad online también nos puede servir para otros cometidos. Podemos conseguir mayor difusión o incluso viralidad de algunas de nuestras publicaciones en redes sociales.

También podemos aprovechar la comunidad online para obtener un feedback de nuestros usuarios y mejorar en productos y servicios, lo que a la larga nos ofrecerá mayor rentabilidad en nuestras líneas de negocio.

El aprovechamiento de las comunidades de usuarios puede ser muy variado, en función del tipo de empresa que tengamos, así como de las estrategias que queramos poner en marcha. Pero siempre será más beneficioso cuantos más usuarios reales tengamos.