La red social de Facebook es una de las que está adoptando medidas más agresivas para obtener beneficios derivados de los anunciantes en la plataforma. También es la red social más utilizada del mundo, por lo que no puede decirse que su estrategia esté equivocada.

Esto está cambiando la forma en que se debe gestionar un perfil de página corporativa en Facebook, hasta el punto de requerir bien dos tipos de profesionales o, al menos, uno que sepa abordar una doble estrategia, dirigida por un lado hacia el social media y, por otro lado, hacia el marketing de anuncios patrocinados.

Razones por las que contratar publicidad en Facebook

La mejor manera de conseguir nuevos seguidores y potenciales clientes en Facebook es mediante la publicidad patrocinada. No solo eso, sino que además en los últimos años se está constatando una tendencia por la que esta forma es la única realmente efectiva con la que conseguir nuevos seguidores de una manera constante y, obviamente, a mayor velocidad que con las opciones gratuitas de gestión de páginas.

Además la publicidad en Facebook es relativamente económica. Con una mínima inversión es fácil conseguir aumentar seguidores rápidamente, siempre que un profesional en marketing ads pueda realizar una campaña publicitaria acertada.

Motivos por los que complementar una estrategia de social media

La captación de usuarios es solo una parte del marketing online en Facebook. La otra parte se representa con el social media, es decir, la gestión y dinamización de la página en Facebook con publicaciones y atención a los usuarios.

Si captamos seguidores con la publicidad y no fomentamos la unidad de esa comunidad, terminaremos perdiéndola, además de ofrecer una imagen negativa de la compañía. Es necesaria una dinamización continua, acorde a las capacidades de la empresa y las características de cada sector profesional.

Con esta dinamización, en la que se encuentra incluida también la atención a comentarios, mensajes o incluso publicaciones de los seguidores, conseguimos unir el sentimiento del cliente potencial con los intereses de cada compañía.

La inversión debe ser constante

A diferencia de la complementación SEO y SEM, en la que el primero alcanza objetivos que se van modificando en el segundo, en Facebook la inversión debe ser constante. El proceso debe ser captar usuarios, dinamizarlos, fomentar una comunidad virtual y motivar la viralidad de nuestro contenido, para cada uno de los usuarios que se interesan por nuestra página.

A mayor número de usuarios, conseguimos mejorar estos resultados, pero no por obtener una cifra concreta de usuarios, la deja de ser interesante o debe modificarse, si no es para una mejora.