Si has actualizado recientemente el CMS de WordPress de tu blog o web, habrás notado una actualización importante, en relación a la edición de contenidos.

Se llama la nueva versión Gutenberg para agilizar el marketing de contenidos, que el sistema de código abierto ha desarrollado para los redactores.

Características del sistema de edición Gutenberg

Se podría profundizar mucho en Gutenberg, pero podemos abordar sus aspectos más notorios. El primero de todos es el relativo a las cajas de texto. Ya no tenemos un título y una caja de edición. En su lugar, tenemos una caja en blanco donde podemos colocar varias cajas de contenido, en las que configurar si se trata de un título, de una imagen, de un subtítulo o de contenido al uso.

Cuando pasas el ratón por cualquiera de estas cajas, aparece un conjunto de opciones de edición, que son las que anteriormente teníamos en una doble línea.

El inconveniente es que por defecto, es posible que falte alguna que usamos frecuentemente. En opciones avanzadas de estas funciones, encontraremos categorizadas todas las mismas que había antes.

Barra lateral con Gutenberg

Otro de los cambios significativos de Gutenberg es la barra lateral. Se ha dividido en dos departamentos, uno relativo a las características del contenido y otro a un bloque que seleccionemos.

En el primer caso, disponemos por menú desplegable de distintas opciones, que antes teníamos también en la barra lateral, aunque por defecto desplegadas. El objetivo con este sistema es eliminar el scroll de la página y agilizar cualquier edición.

Respecto al segundo caso, podremos optimizar mejor cada bloque de contenido, consiguiendo de esta forma un diseño único de nuestra página o blog, con menos limitaciones.

¿Y si no nos gusta Gutenberg?

Gutenberg ha sido una evolución del sistema de edición de contenidos, con el que WordPress ha querido ayudar a los redactores y editores en su trabajo. Sin embargo, es posible que no encaje con todos los profesionales.

Por tanto, es posible evitar el nuevo sistema de edición Gutenberg de dos maneras. La primera de ellas, la menos aconsejable, es no actualizando la versión de WordPress, dado que el sistema se instaura con la última versión.

Sin embargo, a largo plazo esto no nos servirá para aprovechar el potencial de muchos plugins, por lo que no es la mejor solución.

Una alternativa más recomendable es ng. Para ello de momento hay plugins que lo permiten, con una alta eficacia y sin ser intrusivos. No es descartable que WordPress permita esta opción a corto plazo.