El marketing de avance consiste en las estrategias promocionales desarrolladas con el propósito de dar algunas pistas sobre un producto o servicio, que será presentado oficialmente más adelante.

Esta modalidad de marketing ha alcanzado especial fuerza los últimos años, en base a dos circunstancias clave. La primera de todas obviamente es el desarrollo de Internet, que permite acercar estos avances de una forma más rápida, directa y detallada a los usuarios.

Por otro lado y de manera complementaria, la celebración de ferias, presentaciones y conferencias con carácter anual, fomentan la presentación oficial de estos productos y, por tanto, se convierten en el escenario perfecto para incentivar una antesala a través del marketing de avance.

Características del marketing de avance

El marketing de avance puede asentarse en diferentes características. Las primeras y más notorias son las de carácter oficial, es decir, patentes, esbozos conceptuales e incluso imágenes que pueden dar una idea aproximada del producto o servicio que se presentará oficialmente más adelante.

En segundo lugar tenemos los consabidos rumores, adelantos que no tienen asegurada su veracidad y que dependen más bien de la profesionalidad del medio o persona que publica la información.

Hoy en día, este tipo de marketing de avance, cuenta con suficiente peso como para ser considerado válido, salvo que la propia empresa se apresure a desmentir cualquier información relacionada. En caso de que no se produzca este rechazo oficial a la información publicada, es bastante probable que sea verdad.

En tercer lugar dentro del marketing de avance tenemos las filtraciones, normalmente en forma de vídeos e imágenes. Consiste en publicar información audiovisual sobre el producto o servicio, normalmente con una calidad inferior a la esperada, pero con suficiente información gráfica como para hacerse una idea de qué podremos esperar de esa empresa.

Importancia del marketing de avance

El marketing de avance ya no es una alternativa, sino una metodología imprescindible. Dado que Internet fomenta la necesidad de información continua y es casi imposible evitar cualquier tipo de filtración, es preferible aprovechar este entorno en el beneficio propio a sufrir pérdida de interés o sorpresa por las publicaciones online que se realizan sin un control oficial.

Esto quita bastante peso a las presentaciones oficiales, un hecho que está demostrando ser negativo en las ventas, si bien tiene una repercusión favorable en las reservas de productos por parte de usuarios que consideran válidas las informaciones de marketing de avance y confían lo suficiente en la empresa, como para creer que el producto estará a la altura de sus expectativas.