Recientemente hemos conocido la noticia de la renovación entre Estrella Damm y el Barcelona FC. No es un acuerdo nuevo de patrocinio, sino que lleva 25 años en activo y se ha vuelto a revalidar hasta el año 2022. Salvo cambios drásticos, no es previsible que en el futuro se rescinda esta práctica.

Esta noticia nos sirve para hablar del patrocinio que simboliza la alianza entre un producto y un evento. Obviamente no hay mucho que analizar en lo que se refiere a las empresas que reciben el patrocinio, dado que son las que obtienen el beneficio económico.

Por parte de Estrella Damm, en este ejemplo concreto, también identificamos beneficio. Se convierte en la marca de cerveza vendida en el club durante los encuentros de fútbol, lo que promete una comercialización del producto envidiable para cualquier otra marca del sector.

Por otro lado, la cerveza es una de las bebidas más escogidas a la hora de visionar un partido de fútbol, por lo que su publicidad en estos eventos, encuentra la mayor cantidad de público objetivo posible, en un marco (el visionado del partido) muy rentable para la futura comercialización del producto entre estos mismos aficionados, más allá de los 90 minutos de juego.

Iniciativas complementarias derivadas de un patrocinio

La evolución del marketing ha permitido identificar los beneficios de afrontar iniciativas complementarias a la “simple” compensación económica por la presencia y comercialización del producto.

Estrella Damm y Barcelona FC han protagonizado varias de estas iniciativas, como la de incluir a la marca en un autobús oficial del club cuando consigue algún título o campañas puntuales que unen a los aficionados con sus ídolos del equipo.

Gracias a este tipo de iniciativas, el patrocinio no solo consigue rentabilidad económica directa, sino también indirecta mediante acciones que son beneficiosas o sirven de entretenimiento a la sociedad, principalmente a los seguidores del club como es en este caso.

El valor de la antigüedad en el patrocinio

Algunos inversores reconocen en el patrocinio una práctica puntual por la que obtener rentabilidad en poco tiempo. Sin embargo, las apuestas a largo plazo son las más atractivas.

La alianza entre Estrella Damm y Barcelona FC supera un cuarto de siglo. Implica esto una confianza mutua entre ambos, compartiendo tanto valores como objetivos económicos. Al mismo tiempo transmite solidez en sus respectivos sectores, dado que son dos “marcas” referentes y su constante colaboración es vista con confianza por inversores, consumidores o aficionados.