En marketing online hay muchos recursos que sirven para completar una estrategia publicitaria. A veces conforman una parte muy grande de la misma mientras que en otras ocasiones se limitan a unos objetivos muy concretos, aunque no por ello dejan de ser importantes dentro de la estrategia global.

Hoy os hablamos de una de estas últimas acciones, específicamente la relativa a las landing pages, que no han desaparecido, sino que han evolucionado en el marketing actual.

Especificaciones de las landing pages

Tradicionalmente una landing page consistía en una página creada con sobreoptimización hacia unas keyword concretas. La práctica recomendaba el enlace de otras landing pages cerrando así una comunidad de estas páginas.

No obstante, con el tiempo esto fue penalizado por los buscadores, dado que su utilidad práctica fue aprovechada en ocasiones para inmensas granjas de enlaces, que realmente perdían toda su funcionalidad y solo buscaban mejorar en el posicionamiento SEO.

Qué es una landing page actualmente

Una landing page en la actualidad es una evolución del desarrollo anterior. Consiste en la creación de una página informativa y optimizada (sin sobreoptimización), que se centra en una keyword concreta, acompañada de keywords secundarias que difícilmente podrán posicionarse.

Una diferencia crucial de una landing actual respecto a las anteriores es que hoy en día se integra mejor en una página web existente. Anteriormente podía contar con un diseño completamente diferente, hoy en día, sin embargo, se intenta integrar en la navegación existente y mantiene todas las mismas directrices gráficas que el resto del website.

Por otra parte, esto ayuda a la inclusión de enlaces, que se dirigen a secciones internas de la web, a veces innecesarios porque se mantiene el menú existente en el sitio. No obstante, sí podemos incluir enlaces a secciones internas, motivando con ello también un flujo de navegación hacia más páginas de nuestro site.

Para qué sirven las landing pages

Esto nos lleva a analizar para qué sirven las landing pages. Originalmente su cometido era el posicionamiento SEO. Se desarrollaba una página específica que podía tener más posibilidades de posicionarse por los términos interesantes, que las que tiene el website existente.

Este objetivo no ha desaparecido, pero más que por código interno (que se mantiene), también se persigue mediante un contenido informativo útil y optimizado. Por ese motivo, las landing pages actuales son mucho más extensas y ricas en contenido, tanto textual como audiovisual.

Las landing pages actuales también motivan la navegación interna, fomentando la visita en un mayor número de páginas y el mantenimiento de los usuarios por más tiempo, ambos factores importantes en el posicionamiento SEO.

Por último, las landing pages tienen un valor comercial importantísimo. Gracias a la extensión que actualmente ofrecen, tienen un mayor potencial de incentivar una compra, ofreciendo todos los detalles que los usuarios pueden necesitar para saber las utilidades y beneficios de los productos y servicios ofertados.