En las últimas semanas hemos tenido noticias y anuncios oficiales de desarrollos que han realizado las empresas tecnológicas, enfocados al análisis y monitorización de la conexión de los usuarios sobre redes sociales y todo tipo de aplicaciones.

Facebook, Instagram y Google te informan de tu navegación

Las últimas empresas que han informado de esto han sido la compañía propietaria de Facebook e Instagram, así como también Google.

Por lo que respecta a las redes sociales, los usuarios tienen ahora la posibilidad de consultar las horas que dedican cada día a estas aplicaciones, así como también programar avisos cuando se supere el tiempo que el usuario considere suficiente.

También permiten una desconexión total, durante un periodo máximo de 8 horas en el que se desactivan completamente las notificaciones, para que las tentaciones para volver a las redes sociales sean inexistentes.

Por otro lado, Google también ha anunciado que la nueva versión de Android 9 informará al usuario de cuánto tiempo dedica a cada aplicación, así como también las veces que ha desbloqueado el smartphone.

De hecho, la inteligencia artificial ayudará a predecir las acciones del usuario, identificar las apps más utilizadas y priorizar la gestión de la batería hacia el aprovechamiento de estas aplicaciones.

Imagen promocional que transmiten las tecnológicas

Estas acciones no son en realidad fruto de una reflexión social sobre el uso de la tecnología digital.

Se han producido muchas presiones a estas empresas, en relación al peligro potencial que existe de que los usuarios sufran adiciones por el uso de estas aplicaciones, sobre todo cuando utilizan el teléfono móvil para ello.

Las empresas tecnológicas responsables de estas aplicaciones o de facilitar su uso, por ejemplo a través del sistema operativo de Android, no quieren volver a ser criticadas por una nueva acción ajena a sus intenciones originales, pero que les convierten en blanco directo sobre la máxima responsabilidad en el asunto.

Por este motivo, todas ellas invierten en desarrollos que permitan controlar estas acciones de los usuarios y, en la medida de lo posible, intentar prevenir cualquier tipo de adicción. Por tanto, con estos anuncios consiguen transmitir una imagen promocional amigable, honesta e incluso cercana con los usuarios, porque en teoría quieren “ayudarles” a gestionar mejor la utilización de desarrollos digitales, que ellas mismas han creado.

Al final, esta estrategia de marketing va a ser útil para todos. Los usuarios podrán tener herramientas con las que controlar de forma lógica el uso de estas apps y, por su lado, las compañías no sufrirán una crisis de reputación online, como mínimo.