En la actualidad, los clientes están acostumbrados a comunicarse con nosotros constantemente, en tiempo real y de la forma más directa posible.

Gracias a las posibilidades que ofrece Internet, esto es posible a través de diversas herramientas online.

Una opción podría ser crear un canal de comunicación con nuestros clientes, por el que les digamos que tienen que realizar esa conversación digital con nuestros comerciales, jefes de cuenta, etc.

No obstante, hoy en día hay tantas herramientas online y se han desarrollado de forma tan generalizada, que en realidad deberemos ser nosotros quienes nos adaptamos a ellas y,  través de sus utilidades, poder mantener ese contacto con los clientes.

Te identificamos algunas de las herramientas online más conocidas para este cometido:

Comunicación online por Skype

Skype ha conseguido sustituir de forma efectiva a Messenger y otros sistemas de mensajería online instantánea, con el añadido de ofrecer una imagen profesional de los interlocutores.

Skype tiene múltiples ventajas como sistema de comunicación, desde la posibilidad de realizar grupos de usuarios, hasta las posibilidades de las videollamadas, compartir archivos entre empresa y cliente, así como incluso visualizar pantallas en común.

Comunicación con usuarios por WhatsApp Web

WhatsApp Web es la aplicación de escritorio del popular sistema de mensajería instantánea. Cuenta como principal ventaja con el hecho de que la mayoría de usuarios tiene WhatsApp y conoce su funcionamiento, frente a otras herramientas online con menor difusión.

WhatsApp Web permite también compartir archivos y crear grupos de usuarios, aunque su interfaz no es tan sólida como Skype. Por ejemplo, requiere que los usuarios tengan conectados sus teléfonos móviles, algo que tanto por su autonomía como por su portabilidad puede ser a veces un inconveniente.

La plataforma de comunicación Slack

Slack es cada vez más conocida entre los profesionales. Supone la evolución de las plataformas de comunicación profesional y cada vez tiene más usuarios registrados.

Su potencial la convierte en la herramienta favorita de muchos usuarios. Permite conversaciones individuales y por grupos, compartir archivos y todo ello con una estabilidad tecnológica de la que presume con total competencia.

La única desventaja que presenta es que requiere de una instalación del programa y de un conocimiento de su funcionamiento, que no todos los profesionales tienen, aunque cada vez está más extendida.

Como indicamos al principio, no es necesario tener uno u otro sistema de comunicación, sino todos ellos para así poder ofrecer a nuestros clientes una total adaptación a sus necesidades de comunicación con la empresa.