El verano siempre es una época especial, sobre todo en relación al horario de las rutinas y tareas que se llevan a cabo. Este uso horario debemos tenerlo en cuenta en nuestras estrategias de marketing, si queremos mantener o incluso mejorar su rentabilidad.

Marketing en horario laboral limitado

Muchas empresas aplican a partir de julio un horario de jornada intensiva. Esto significa que muchos profesionales a partir de la hora de la comida ya no tienen responsabilidades laborales.

Debemos pensar cómo nos afecta esto a nuestro negocio. ¿Tenemos más o menos probabilidad de una conversión? Si el horario laboral nos beneficia, tendremos que concentrar nuestras acciones antes de la hora de la comida.

En cambio, si teníamos que esperar a que terminase la jornada laboral, es posible que ahora tengamos que adelantar las acciones promocionales e incluso incrementarlas para poder aprovechar este beneficio potencial.

Marketing para gente en vacaciones

Del mismo modo, los meses de verano también son en muchos casos elegidos para cogerse un periodo de vacaciones.

En este caso debemos tener en cuenta las variables no solo de horario, sino también de ubicación. Si contamos con un negocio local en una zona turística, deberíamos ampliar nuestro horario de apertura al público, dado que así tendremos muchos más clientes.

Igualmente, es posible que en esta época debamos intensificar la publicidad cualquier día de la semana, en lugar de incentivar compras o utilización de servicios los fines de semana.

Marketing aprovechando las horas de sol

Si nuestra empresa depende en buena medida de las horas de sol que tiene el día, en verano tenemos por extensión más posibilidades de atraer a clientes.

Cafeterías, actividades al aire libre y otros negocios, pueden aprovechar esta situación y, por tanto, deberán aplicar estrategias de marketing previas en el horario y que incentiven el aprovechamiento de las horas de sol.

No hay nada que pueda frustrar más a alguien en verano o en vacaciones, que desaprovechar el tiempo. Si se les anima a invertirlo en una experiencia que valga la pena recordar, tus opciones de conversión serán mucho mayores.

Marketing de horario corporativo propio

Por descontado, si todo el mundo puede variar su horario y te gustaría saberlo para maximizar la rentabilidad de tus campañas, también tu empresa debe comunicar cualquier cambio en este sentido.

El marketing debe volcarse en el plano informativo en estos casos, dejando claro el nuevo horario de apertura y evitando el descontento de clientes que acudan en un horario tradicional, encontrándose un negocio cerrado o un teléfono que no contesta.